CUANDO DIOS ES TU RAZÓN DE VIVIR,

NUNCA TENDRÁS RAZONES PARA RENDIRTE...

TEMAS QUE PUEDEN INTERESARTE..

Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros.