NO TE QUEJES CON DIOS POR NO DARTE TODO LO QUE PIDES...