TENDRÁS DÍAS BUENOS, TENDRÁS DÍAS MALOS, pero nunca tendrás un día sin DIOS...