SOLO LA SANGRE DE CRISTO PUEDE LIMPIARNOS DE TODO PECADO...