PORQUE YO SOY EL SEÑOR, TU DIOS, QUE SOSTIENE TU MANO...