NO LE PIDAS A DIOS QUE TE HABLE, SI NO ESTAS DISPUESTO A OBEDECER...