ASÍ QUE HERMANOS OS RUEGO POR LAS MISERICORDIAS DE DIOS...