PON TU FE EN DIOS, Y NO EN LO QUE LOS DEMÁS DIGAN...