SI VIERAS EL TAMAÑO DE LA BENDICIÓN QUE VIENE entenderías la magnitud de la batalla que ahora peleas...