DIOS ME TOMÓ DE LA MANO CUANDO MUCHOS ME SOLTARON...