CUANDO ORAMOS HABLAMOS CON DIOS...