TENER A DIOS ES TENERLO TODO...