SED MISERICORDIOSOS, ASÍ COMO VUESTRO PADRE ES MISERICORDIOSO...