NADA ES CASUALIDAD... DIOS NO COMETE ERRORES...