DIOS NO SE HA OLVIDADO DE TI...