DIOS LLEGA A TIEMPO...