CUÍDAME, OH DIOS, PORQUE EN TI BUSCO REFUGIO